Isis and Osiris Banner
Om One God Icon

 Madre Luz & Padre Cesar

Isis
spacer


Elevando las notas musicales de mi corazón,
escuché   el  mantram  del   amor  universal
y mi conciencia entró en la verdad del amor.
Todo  un océano  de luz vibra en  diferentes
notas, los sonidos reales del universo.
Si tu alma está en silencio, puedes escuchar
la música de tu conciencia.

~Madre Luz

spacer


La  Verdad   es  una,   pero  cada   quien   la
interpreta según su propia percepción de la
realidad  y  su  propia experiencia práctica
de vida.  Yo  respeto  las creencias  de todo
el mundo y  no las juzgo,  sino que las amo.
Al  amarlas,  me  hago  la  justicia de
que también se me respete y se ame mi
camino “Om One God.”

~Padre Cesar

spacer
Osiris



Madre Luz

Así como la flor de loto surge en medio del  fango, Luz Alba nace  en tiempos de la  la guerra civil  en Colombia, precisamente en el lugar donde se dio la manifestación mas violenta, en la zona del Norte del Valle del Cauca. Allí sus padres poseían hermosas tierras con montañas y aguas cristalinas; paradójicamente  durante esta etapa de guerra, ella aprendió la primera lección de amor, admiración y respeto por los seres humanos, la naturaleza y el reino animal.

Parecía una niña común pero no lo era. Sus Padres la llamaron Luz Alba y fiel a su nombre, con su alegría desbordante, irradiaba  brillantez por donde quiera que se encontrara.

 Así, en medio de este ambiente silvestre creció, hasta que,  por consecuencia de los más violentos  hechos de esta guerra hostil, toda su familia se vio forzada a desplazarse hacia la ciudad de Cali para comenzar una nueva vida.  Allí, de la mano de sus padres católicos practicantes, su infancia se desarrolló en el ambiente religioso de la iglesia mas cercana, la parróquia de San Miguel Arcángel de Cali, Colombia.

Su madre doña Mercedes, fallece cuando Luz Alba contaba con 11 años de edad, tomando así nuevas responsabilidades, que ahora compartía más de cerca con su papá Francisco, ejerciendo sus funciones como catequista y líder de la pastoral juvenil.

Una nueva separación dolorosa se presenta  a sus 20 años de edad.  Esta vez, afronta la muerte de su progenitor.  El día de su funeral, sufrió un desmayo y desde ese momento, ella comenzó a sentir  fuertes dolores de cabeza. Al principio la familia opinó, que sus  malestares eran consecuencia del duelo; los médicos no encontraron causa a sus padecimientos. Con el paso de los días y ya al borde de la locura, un seminarista llegó a su casa como enviado del cielo. Él, no podía precisar qué carisma del Espíritu Santo se estaba gestando en la joven, pero su experiencia en casos anteriores le permitieron diagnosticar con precisión que los síntomas eran claramente el despertar de sus facultades espirituales.

Una noche, cuando se disponía a dormir, comenzó a sentir un sonido extraño en su cabeza-parecía el tic tac de un reloj- sintió una presión infinita, como si su cerebro fuese a estallar. Sin tiempo de asustarse, en un instante toda la presión bajó, quedando en un estado de quietud y paz. Era una sensación extraña mezclada con una intensa y profunda alegría.

Escuchó claramente  la voz de su madre Mercedes, quien al reconfortarla le indicó tomar un lápiz y papel para escribir su primer mensaje telepático. Era como un sueño volver a escucharla, poder ver los ángeles y recibir sus comunicados y a la vez vivenciar episodios de la vida de Jesús Cristo.

Era la noche de su vida. Era su primera experiencia como canal de Dios. Era la noche en que descubrió el mundo espiritual, un 12 de junio de 1.976 en Cali, Colombia.

Al día siguiente, plena de gozo y renacimiento, Luz Alba llamó al sacerdote de su iglesia, donde por años había ejercido la labor pastoral, para confiarle su experiencia vivida la noche anterior. Que gran sorpresa le aguardaba! A medida, que iba relatando su despertar facultativo, el rostro del párroco  se enrojecía. Finalmente él exclamó: “esas son cosas del demonio”.

Ella vibrante en el Espíritu Santo le respondió: “Padre, yo me quedo con esta nueva vida donde el Espíritu es una verdad y no una mentira”.

Ese día,  ella comprendió que el mundo del desconocimiento  espiritual era un gigante, con quien jamás viviría y que su vida estaría encaminada a comunicar esta nueva verdad, para sacar a la humanidad de la ignorancia religiosa y materialista.

Su vida, ya no fue nunca la misma. Los días transcurrían en medio de la permanente  comunicación telepática, directa con maestros superiores de diferentes dimensiones espirituales: la conciencia de Krishna,  Buda, avatares, santos, apóstoles, místicos de oriente, de occidente y la conciencia extraterrena, la orientaron en un intensivo estudio que la llevó al encuentro con su Conciencia Universal.

Con hilos de conocimiento y asimilación de alta conciencia, Luz Alba renace  como HameliKadona, maestra Espiritual de Luz y sabiduría. Una maestra capaz de integrar en sí misma todas las enseñanzas que hoy dividen a la tierra en diferencias de razas, culturas, filosofías y religiones. Construye así un camino y se constituye en un puente  más directo para el encuentro de todos los hombres con el Padre Dios como Uno.

Un Templo se ha formado en su corazón Universal.  Un templo de conciencia en la inspiración del Espíritu Santo, que lega a la humanidad una nueva cultura conjuntadora que recoge todos los pluralismos de la tierra.

La llama ardiente de luz y sabiduría que encendió Hamelikadona desde la noche de su iluminación hace ya 32 años, la ha convertido en la Madre Luz  y se perpetua en sus dos hijas Yanima y Johana, hoy Maestras Sucesionales.


 Maestras   

Sucesión Johana (Izquierda) y Sucesión Yanimananda (derecha)

 

Padre Cesar

Nace como  hijo menor  de una familia sencilla y numerosa, en la ciudad de Cali, Colombia. Al igual que la Madre Luz, el Padre Cesar proviene de una familia desplazada por la violencia de los años 50 en Colombia.

Ya desde niño, se destacaba por sus brillantes dotes y peculiar manera de pensar y expresarse.

En las noches, aún siendo un  infante, en el patio de su casa del barrio la Floresta, observaba con anhelo las estrellas y se preguntaba una y otra vez, como sería si las estrellas estuvieran juntas y no separadas. Sentía que él no estaba ausente de ese gran manto estelar. Su espíritu conjuntador despierto desde su niñez, buscó siempre reflejarse en las alturas cósmicas de su mágico  cielo estrellado.

Su gran espíritu emprendedor le llevó en 1.980, a convertirse en un gran empresario del sector digital. Constituyó una empresa con tecnología de punta, fundamentada en los principios filosóficos de la teoría Z  empresarial japonesa. Formó un equipo de trabajo con sus 54 empleados y fue conocido empresarialmente en Colombia, como Cesar Eslava el Empresario del Amor.

Cómo conjuntar ahora, el mundo tecnológico y el impulso profundo de su ser espiritual, que ya reconocía  a cada ser humano como una estrella en este planeta?  Convirtió entonces  su empresa en un laboratorio de búsqueda a tan trascendente pregunta.

Se hacia evidente, que el progreso tecnológico avanzado no estaba entregando respuestas, ni ayudando a la humanidad a enfrentar los desafíos que demandaba la época, que no hacia a la  gente feliz, amorosa y sabia.

A través de este proceso  de laboratorio empresarial, años después,  comprobó que existía un gran abismo cultural: Un desequilibrio entre el lento desarrollo de la conciencia del Espíritu y el vertiginoso avance tecnológico de los seres humanos.

No logrando desarrollar su sueño  descubridor y conjuntador de estrellas, cerró las puertas de su empresa tecnológica y de servicios al mundo externo.

Una cadena de acontecimientos extraordinarios lo condujo a un profundo encuentro con su ser interno, desde donde recibió ahora si, la revelación del punto coincidente entre el mundo científico, tecnológico y el mundo espiritual: TEGNOLOGIA ®

Desde ese momento revelatorio, él comenzó a sentir que  ya el Universo le tenía preparado para su Ser, no sólo las respuestas, sino el camino claro y perfecto, por donde él podía transitar. Era el primer premio a su gran entrega de hombre empresarial.

El Padre Cesar, se encuentra con la Madre Luz, de quien recibe el verbo clarificador por revelación, del significado de TeGnología y cual era su real misión hacia la humanidad como conjuntador de estrellas.

Esta inesperada revelación le devolvió el sentido a su existencia. Tomó la bandera de la TeGnología, como una verdad y una esperanza. Abrió la ruta espiritual en el complicado  terreno de la ciencia y la tecnología. Se inició desde entonces en un camino conjunto, al profundo descubrimiento de su Universo Interior.

Hoy recibe  el reconocimiento como Padre y Pionero de la TeGnología ®. TeGnología con G de Gente, con G de GOD, Dios en la tecnología. Un puente cultural que desde una nueva perspectiva surge como respuesta al errado planteamiento de la tecnología científica, que robotiza, esclaviza y aleja al hombre  de su contexto Esencial.

Su impresionante lucidez mental y su magna construcción de conciencia espiritual, lo convierten en visionario, capaz de analizar e interpretar desde perspectivas insospechadas, todos los aspectos relacionados con nuestra condición de seres humanos y planetarios. El Padre Cesar, nos abre nuevos paradigmas y alternativas contundentes para vivenciar la crisis global que evidentemente estamos atravesando como humanidad.

Madre Luz y Padre Cesar Juntos

Desde el preciso momento de su signado encuentro Universal, los Padres Luz y Cesar, emprendieron juntos su misión. Él vió el Universo conjuntado en ella y le  entregó su confianza y apoyo incondicional.  La Madre a su vez, le confirió el  legado espiritual que en ella estaba reservado para su Ser.

Renunciaron a su propia identidad de vida individual, se entregaron en obediencia completa a la Guía Divina y recuperaron la Conciencia de la Eternidad.

Expandieron las coordenadas físicas desplazándose  hacia la India y como ellos lo expresarían dulcemente, en estas tierras viajaron  en el vuelo de la Nave de la Libertad. Allí cristalizaron todas las etapas vividas y concibieron entonces su propia Divinidad, se hicieron Maestros Universales de Luz y  confirmaron  sus propósitos para establecer el puente cultural entre oriente y occidente como Padres de la TeGnología.

En el encuentro de sus corazones vibrantes de Amor Universal transformaron sus almas ante la claridad de la sabiduría Divina, incursionando a estados cada vez más perfectos de conciencia y supraconciencia, hasta conquistar la décima dimensión. La experiencia más esencial que un ser humano pueda lograr: El corazón, cuerpo y espíritu vibrando como Uno.

Nace así para ellos, el Estado Uno Dios, el encuentro con el Padre Creador, como una unidad eterna e integral y despiertan en la iluminación la conciencia del corazón Eterno Atlante, perdida desde el fenecer de la Atlántida.

En el mar de la Florida, realizaron la Boda Atlante  y se convirtieron en los Padres Luz y Cesar, quienes gestaron  sabiamente, seis nuevos Maestros Espirituales de Luz y Sabiduría, con  los cuales configuraron un nuevo Modelo de Vida Universal: La Nueva Cultura Atlantis Om Uno Dios. Un legado y patrimonio cultural que se extiende hoy en un abrazo de amor  a hombres, mujeres y niños, en distintos lugares del planeta.

Ahora, en la tierra se emana una nueva Luz de Esperanza de Unidad, por qué en dos seres se cumplió el sueño de la humanidad: Conjuntarse como Uno y vibrar realmente para iluminar como estrella.
Los Padres Luz y Cesar han demostrado que en esta nueva Cultura, es posible que el ser humano encuentre su realidad Divina en esta vida y sobre ésta tierra.

Padres Luz y Cesar, inspirados en el Espíritu Santo, revelan desde su corazón eterno para la humanidad, la nueva  Cultura Cuántica Atlantis Om Uno Dios.

 

Back to top

 
Line

Inicio | Fundadores | C. Atlántis | Revelaciones | Testimonios | Om One God | Actividades | Templo | Tienda | Subscripción | S. Info | Contáctenos

Isis y Osiris link Cultura Atlántis link Revelaciones link Testimonios link Fundación Om One God link Activitidades link Templo  link Tienda link Universidad link Subscripción link Site Info link Contactenos Us link
spacer